Meditación de Aceptación 

 

Vamos a practicar la meditación que en pali se denomina Metta, y que es un sentimiento de aceptación hacia uno mismo y hacia los demás, además de empatía y comprensión hacia todos los seres. Es un anhelo no egoísta que quiere el bienestar y la felicidad de todos los seres, incluyéndonos a nosotros mismos.

Comienza a generar gratitud, repitiendo mentalmente las frases que siguen:

Gracias por este cuerpo que vive
Gracias por el aire que respiro
Gracias por poder experimentar esta maravillosa vida
Gracias por ser consciente de mi propia evolución
Gracias por tener la capacidad de pensar
Gracias por poder sentir afecto hacia otros
Si quieres añadir alguna más…

Cuando practicamos meditación de Aceptación, se parte de uno mismo para ir expandiendo el sentimiento de afecto y compasión hacia fuera, hasta incluir a todos los seres. Se puede repetir mentalmente cada frase. Cada vez que la decimos tenemos el deseo sincero, la intención de que los seres mencionados estén realmente bien, felices y en paz. Como si ese anhelo saliera de nuestro corazón, llegara a los seres que estamos mencionando e hiciera que ellos estén bien, felices y en paz:

que yo esté bien, feliz y en paz;
que todas las personas en esta sala estén bien, felices y en paz;
que todos mis familiares estén bien, felices y en paz;
que todos mis amigos estén bien, felices y en paz;
que todos los seres en esta ciudad estén bien, felices y en paz;
que todos los seres en este país estén bien, felices y en paz;
que todos los seres en este mundo estén bien, felices y en paz;
que todos aquellos que sufren, se liberen del sufrimiento;
que todos aquellos que sienten temor, se liberen del temor;
y que todos los seres encuentren alivio, estén bien, felices y en paz